“Inside Plan”, un campa repleto de grandes emociones - Citycentro - Noticias

“Inside Plan”, un campa repleto de grandes emociones

“Inside Plan”, un campa repleto de grandes emociones

Otro año más, el campamento de Pirineos ha sido una experiencia muy gratificante. Como viene siendo habitual desde hace unos cuantos veranos, un grupo de Ados, Jóvenes y animadores de Citycentro nos hemos unido a los centros juveniles de Naranjoven, Atocha y Savio para convivir durante quince días magníficos en la campa de Plan.



Este año hemos sido más de 150 los participantes de este campamento. Metidos de lleno en la temática escogida para el día a día, la película de “Inside Out”, hemos disfrutado de un sinfín de actividades y buenos momentos, y sobre todo del buen ambiente que se logra entre todos los que nos juntamos para poner la guinda al curso.


El primer gran momento fue el raid. Por grupos de campamento salimos a convivir casi al principio del campa, para conocer mejor a los que serían nuestros animadores y compañeros durante los próximos 15 días. Risas y anécdotas no faltaron, y volvimos convertidos en auténticas “piñas” cada uno de los grupos.


El siguiente gran reto fue la marcha “corta”. Como si de un entrenamiento se tratase, subimos al Ibón de Plan donde los más valientes se dieron un chapuzón tras una larga subida. Fue dura pero gratificante, y como siempre, la ayuda entre todos fue necesaria y útil. Es lo bonito de los campamentos, que en los momentos más exigentes une a las personas y saca lo mejor de cada uno.


Con la marcha corta superada, llegó el gran día: la marcha larga. Tres días en los que ponernos a prueba individual y colectivamente, pero también tres días para disfrutar de la naturaleza, conocer a los de alrededor, hacer nuevas amistades, descubrir nuevas capacidades en nosotros mismos y dar gracias a Dios por la experiencia que estábamos teniendo. Ni el frío ni el cansancio pudieron evitar que nos hiciéramos mil y una fotos y que nos sintiéramos realizados al llegar al Puerto de la Madera. Nuevamente, fue necesario el apoyo entre todos cuando el aliento y las fuerzas flaqueaban.


Pero un campamento en Pirineos es mucho más que eso. Los días se sucedían volando, disfrutando de cada momento, pues todos ellos han sido únicos. Actividades ambientadas en superar nuestros miedos, juegos de ir todos juntos, de competir contra otros grupos, momentos formativos, momentos para reflexionar individualmente, de origen, juegos nocturnos… y no solo eso. Las incumbencias, el ratito de las duchas, las comidas y cenas, los momentos de tumbarnos debajo del árbol, o simplemente, sentarnos a cantar el himno del campamento son las cosas que hacen especial la atmósfera creada por todos y cada uno de nosotros durante estos días.


La alegría de haber formado este “Plan 2017” queda reflejada en las nuevas amistades, en lo que hemos descubierto de nosotros mismos, en esas conversaciones con los animadores o en esos ratitos para rezar o reflexionar personalmente. Ha quedado demostrado realmente que cada uno de nosotros estaba allí “para ser feliz”. Gracias a todos, a los animadores por su dedicación, amor y paciencia, al equipo de cocina por su trabajo desinteresado, pero sobre todo gracias a los chicos y chicas que se han dejado guiar y acompañar durante estos quince días de ensueño. Como decimos siempre, la cuenta atrás para el campamento de 2018 ya ha comenzado...


Noticia anterior - Noticia siguiente Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Sobre Citycentro

Colabora

Caixa Proinfancia

Twitter

Login

XSolidaria

Nuevos recursos

Miembro de

Colaboran