Nos formamos en Somalo como auténticos animadores. - Citycentro - Noticias

Nos formamos en Somalo como auténticos animadores.

Nos formamos en Somalo como auténticos animadores.

Durante los últimos días de agosto y los primeros de septiembre, varios animadores de Citycentro tuvimos la oportunidad de compartir un período de formación junto a jóvenes animadores de varios centros juveniles de toda España. Es habitual que desde la Inspectoría se propongan este tipo de iniciativas para formar a los animadores de una manera adecuada para aumentar los conocimientos necesarios para educar en el tiempo libre.



Esta vez, la aventura tuvo lugar en Somalo, La Rioja, donde desde el 17 de agosto al 2 de septiembre compartimos 17 días increíbles con el objetivo de formarnos como animadores. Tras salir desde nuestros lugares de origen rumbo a Somalo, enseguida sentimos esa clásica acogida y bienvenida salesiana por parte del equipo cero, comandado por Santi Domínguez junto a Jorge, Lidia, Ana, Laura, Gema, Ramón o Leto, entre otros.


Los días en Somalo nos hacían aprender cada día sobre diferentes aspectos. En cada clase fuimos recibiendo enseñanzas de todo tipo, enfocadas a formarnos no solo como monitores de tiempo libre, sino como auténticos animadores salesianos. Campismo, primeros auxilios, pedagogía, cómo celebrar la fe, la figura de Jesús, expresión dramática… Todo ello con el fin de aprender, de maneras muy dinámicas, divertidas e interesantes, conocimientos muy variados.


Sin embargo, el curso fue mucho más que eso, ya que no todo eran clases. El ritmo de los días fue muy intenso, pero en los descansos entre clase y clase, en las comidas, en el rato de piscina y siesta, en la Eucaristía, en las oraciones… vivimos momentos muy emotivos e intensos, de reír, rezar, reflexionar y convivir juntos. Momentos que nos unieron a todos los presentes y nos dejaron claro que todos formamos parte de lo mismo; experiencias que antes de empezar ni siquiera podíamos soñar o imaginar.


El balance que hacemos al mirar para atrás tras estos días nos deja en la mente recuerdos imborrables y momentos inolvidables en casa de Somalo, la fuente de Chafáriz, el patio… El encanto de la casa se ha convertido en algo aún más especial por la aportación de cada uno de los que formamos este curso. La esencia de cada uno, todos diferentes pero necesarios para haber sido una piña, ha creado un ambiente muy salesiano, mágico y que seguro que se prolongará en el tiempo.


Ahora toca poner en práctica lo vivido en cada uno de los centros de origen, cada uno en su casa, para que los niños y jóvenes de los centros de Madrid, Santander, Ciudad Real, Salamanca, Bilbao, Pamplona… recojan el testigo y sientan lo que nos ha movido a nosotros por dentro estos días. Gracias a todos los que han formado parte de esta experiencia, una oportunidad única y que ha merecido la pena vivir.


Noticia anterior - Noticia siguiente Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Sobre Citycentro

Colabora

Caixa Proinfancia

Twitter

Login

Nuevos recursos

Miembro de

Colaboran